El jamón ibérico y el vino forman parte de la identidad de Extremadura. Recorrer la EX-101  y la EX-112, en el suroeste de la región, nos acerca a estos dos iconos gastronómicos y, de paso, nos conduce por bellos paisajes de dehesa y viñedos y por pueblos con patrimonio a raudales. Comprobaremos que detrás de una botella de vino y de una loncha de jamón hay siglos de saber hacer y un paisaje mediterráneo, la dehesa, que ha conciliado la explotación forestal, ganadera y agrícola con el respeto por la naturaleza.

Iniciamos nuestro itinerario en Zafra, muy cerca de la autovía A-66 y en pleno territorio del vino Ribera del Guadiana. Antes de echarnos a la carretera es altamente recomendable visitar esta ciudad declarada Conjunto Histórico-Artístico. Zafra, con sus famosas Plazas Grande y Chica, ambas porticadas, es desde hace siglos un centro artesanal y ganadero de gran importancia, como lo demuestra la Feria Internacional Ganadera y Tradicional de San Miguel, iniciada en 1453 y que cada año, entre finales de septiembre y principios de octubre, congrega a más de un millón de personas.

zafra-palacio-duques-de-feria

Palacio Duques de Feria. Zafra

 En Zafra, conocida como “Sevilla la chica”, destaca el palacio de los Duques de Feria, un majestuoso castillo convertido en Parador de Turismo. Con una espectacular fachada y nueve torres almenadas, guarda celosamente hermosos artesonados, arcones, herrajes, pasamanos y otros detalles decorativos del antiguo palacio. Precisamente, la época de esplendor que vivió Zafra con los Duques de Feria inspira ‘De la Luna al Fuego’, Fiesta de Interés Turístico Regional que nos devuelve cada junio al Siglo de Oro.

Dejamos Zafra y nos dirigimos al sur por la EX-101 hacia Valverde de Burguillos y Fregenal de la Sierra, en un itinerario de unos 40 kilómetros. Esta última localidad, que en 1833 dejó de pertenecer a la provincia de Sevilla, es uno de los muchos pueblos vinculados al jamón de la denominación de origen ‘Dehesa de Extremadura’. Fue la fenicia Acinus y luego la celtíbera Nertóbriga, cuyas ruinas se encuentran cerca del pueblo. En época romana se llamó Fraxinus, es decir, “fresno” y, tras el periodo árabe, formó parte de los territorios de las Órdenes del Temple y Santiago. Este ir y venir histórico ha dejado una profunda huella en el patrimonio civil y religioso de Fregenal de la Sierra. Uno de sus monumentos más importantes es el castillo templario, en cuyo patio de armas se levanta la plaza de toros.

 fregenal-de-la-sierra

Fregenal de la Sierra

Además de por su jamón, este pueblo es famoso por su Festival Internacional de la Sierra, que cada agosto reúne a artistas y músicos de varios países (es también Fiesta de Interés Turístico Regional), y su concentración motera, llamada “Serranitos”, en mayo.

Regresamos a Zafra por la EX-101 y tomamos la EX-112 en dirección a Jerez de los Caballeros, situado a unos 30 kilómetros. Las dos carreteras de esta ruta forman una horquilla en las comarcas de Zafra-Río Bodión y Sierra Suroeste. Burguillos del Cerro nos espera con su emblemático castillo y su Conjunto Histórico-Artístico, declarado Bien de Interés Cultural.

 burguillos-del-cerro

Burguillos del Cerro

Nuestra escapada concluye en Jerez de los Caballeros, la “ciudad de las torres” y capital del barroco en Extremadura. Sobresalen la fortaleza árabe (ampliada por los templarios y luego por la Orden de Santiago), el alcázar, desde cuyas murallas se aprecian las magníficas dehesas de la zona, e iglesias como las de San Miguel, Santa Catalina y San Bartolomé. En esta última, su fachada-portada derrocha colorido y barroquismo con sus estucos, filigranas y azulejos. La abundancia de formas y materiales como ladrillo, cerámicas y mascarones, unidos a la esbeltez de sus torres, componen una estampa singular. En este templo se encuentra la pila bautismal de Vasco Núñez de Balboa, natural de la villa, que en 1513 avistó en tierras panameñas un océano al que llamó Mar del Sur (actual Pacífico), hito que cambió el mapa del mundo.

 jerez-de-los-caballeros

Jerez de los Caballeros

Si en Zafra la ruta del vino Ribera del Guadiana nos brinda experiencias relacionadas con el enoturismo, como visitas a bodegas, catas comentadas o recorridos por los viñedos, en Fregenal de la Sierra y Jerez de los Caballeros podemos hacernos expertos en jamón en muy poco tiempo. Paseos por la dehesa para conocer la cultura del cerdo ibérico, visitas a secaderos, degustaciones, cursos de corte de jamón y eventos, como el Salón del Jamón Ibérico de Jerez (mayo), componen una oferta muy apetitosa.

Si a esto unimos un buen número de alojamientos donde podrás desconectar de la rutina y gasolineras en los pueblos más importantes, lo tienes todo para una escapada perfecta.

 

¿Qué plan eliges tú?

 

Enlaces de interés

 

http://www.turismoextremadura.com/

 

http://www.rutadelvinoriberadelguadiana.com/

 

http://clubjamoniberico.info/inicio/descubre-las-rutas-del-jamon-iberico/rutas-destacadas/ruta-de-las-sierras-de-badajoz

Comparte esta página en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •